El huevo metido en vinagre

El mejor laboratorio del mundo lo tenemos cada uno en nuestra casa, la cocina. En ella se dan cambios físicos de la materia, reacciones quimicas, fabricamos emulsiones, mezclamos, decantamos, etc.

Uno de los experimentos que suelo mandar en clase y que siempre es un éxito total es el del huevo metido en vinagre.

Consiste en meter un huevo fresco de gallina en un vaso y cubrirlo con vinagre.huevo

Dejas pasar 48 horas y notarás que el huevo ha perdido la cáscara, además de que ha aumentado de tamaño. Pero lo más increible es que se habrá creado una capa algo gomosa alrededor del huevo que hace que este rebote en el suelo y no se rompa.

¿Qué ha pasado?

La cáscara de huevo ha desaparecido por la reacción del ácido acético que tiene el vinagre con el carbonato cálcico de la cáscara de huevo, que forma burbujas de CO2 (las burbujas de gas que se desprenden en la cáscara del huevo). Si ponemos bastante vinagre conseguiremos que desaparece toda la cáscara de huevo.

El aumento del tamaño del huevo se debe a la osmosis. El agua que está contenida en el vinagre va a entrar en el interior del huevo a través de la membrana semipermeable que lo rodea.

Vinagre + Cáscara de huevo ——> Gas

Ácido acético + Carbonato de calcio ——> Dióxido de carbono + Agua + Acetato de calcio

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Conocimiento del Medio y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s