Medidas antiguas

Que el ser humano utiliza elementos cotidianos para medir las cosas es algo muy antiguo que se usa todavía. Como ejemplo el pasado 15 de febrero de 2013 un asteroide pasó cerca de la Tierra. Para definir sus dimensiones los periodistas hablaron de un objeto de 45 metros de diámetro, pero por si no se entendía se puso la coletilla de: “Algo así como medio campo de fútbol”. En la actualidad está de moda que todas nuestras medidas usen como referencia los campos de fútbol. Así que porque nos extrañan los términos que usaban nuestros abuelos, tales como: fanegas, celemiles, yardas, leguas, codos, cahices, etc. A los que las oimos de pequeños, aunque no supiéramos sus equivalencias todo esto nos resulta bonito pero lioso. Lo increíble es que en aquella época también lo era.

Antiguamente en España las unidades de medida no se ajustaban a un criterio único. Existía gran diferencia en el valor de las medidas según las regiones. Por ejemplo, una fanega de tierra en Granada equivalía a 4.698,5 metros cuadrados; mientras que en Andujar equivalía a 6.440 metros cuadrados; en Galicia equivalían a 2.103 metros cuadrados, y en Albacete equivalía a 7.500 metros cuadrados

Además existían unidades propias de cada región, con valores propios y diferentes. Por ejemplo la “tahulla” en Almería, la “cuarterada” en Baleares, la “obrada” en Palencia, el “estadal cuadrado” en Burgos, la “aranzada” en Sevilla, o el “cuartal” en Zaragoza. 

Si todo esto no os parece lioso, los mismos nombres podía servir para una unidad de capacidad, una de peso o una de medida. Por ejemplo, existía una fanega de tierra (unidad de superficie) y una fanega de trigo (unidad de volumen equivalente al trigo que se puede plantar en una fanega de tierra).

Este caos no era exclusivo de España. En todos los paises ocurría lo mismo. Incluso en la Biblia tampoco se ponían de acuerdo. En el Antiguo Testamento, un gomer= 3,7 l; una efa= 37 litros; un homer= 370 l; y en el Nuevo Testamento, un barril= 37 l; un koro= 370 l, etc.

En 1849, en España, se impone la obligación de usar el Sistema Métrico Decimal, aprobado por la Ley de Pesas y Medidas. Estas medidas y sus equivalencias fueron publicadas el 28 de diciembre de 1852 en la Gaceta de Madrid. 

En el año 1960, 36 países, incluido España, acordaron por convenio la transformación del Sistema Métrico Decimal en el Sistema Internacional, que ha ido adoptándose en el resto del mundo, a excepción de algunos países anglosajones que mantienen su sistema propio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Conocimiento del Medio, Matemáticas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s