¡Chocolate!… Otra tacita, por favor

El chocolate es un alimento que se obtiene mezclando azúcar con dos productos derivados de las semillas del cacao: una materia sólida (la pasta de cacao) y una materia grasa (la manteca de cacao). A partir de esta combinación, se elaboran los distintos tipos de chocolate dependiendo de los productos que se mezclen: leche, frutos secos, etc.

En los primeros tiempos era una bebida elaborada mediante la fermentación de la pulpa del cacao y no de los granos, como se hace actualmente.

Posteriormente los mayas y los aztecas empezaron a consumirlo en forma líquida. El chocolate solía ser la bebida preferida de la realeza. A Moctezuma (último rey azteca) le gustaba de tomar un vaso de chocolate después de las comidas. Si bien ese chocolate no se parecía mucho al nuestro.

En aquella éopca se preparaba de la siguiente manera: primero se tostaban las semillas y luego se trituraban para hacer una pasta que después se mezclaba con agua. Esta mezcla se calentaba hasta que la manteca de cacao subía a la superficie. Se le quitaba la espuma y luego se volvía a mezclar batiéndola enérgicamente; al final se servia la bebida fría. A este brebaje se le añadían diferentes ingredientes, como chile (picante), miel, harina de maíz. El resultado era una bebida sumamente energética pero también muy amarga y picante.

El primer europeo que probó esta bebida, parece ser que fue el mismo Cristóbal Colón en 1502. En su vuelta España se le mostró a los Reyes Católicos. Sin embargo por su sabor picante y amargo no gusto mucho en la corte.

En 1530 se tiene fecha del primer documento sobre el chocolate. Hernán Cortes y algunos monjes que le acompañaban hicieron llegar a Carlos V semillas de cacao. Adjuntando a estas semillas Hernan Cortes escribió una nota que decía: cuando uno lo bebe, puede viajar toda una jornada sin cansarse y sin tener necesidad de alimentarse. Además entre los aztecas tiene un importante valor monetario.”

Carlos V, que por entonces ya andaba metido en diferentes conflictos bélicos, se interesó por esta bebida enérgetica.

El chocolate como tal tiene su origen en un sitio muy cercano a nosotros. La bebida se hizo muy popular entre los religiosos que viajaron con Hernán Cortes. Fray Aguilar, monje cisterciense de la rama reformada de Trapa, le envió a su amigo el abad del Monasterio de Piedra (Zaragoza) unas muestras de cacao. Los monjes del monasterio decidieron quitarle el amargor añadiendo azúcar y darle aroma con un toque de vainilla; además como en esa zona hace bastante frío en invierno pensaron en tomarlo caliente. Así que “sin comerlo ni beberlo” (nunca mejor dicho), el chocolate como se toma actualmente se inventó en Zaragoza. (¡Toma ya!)

No hay que quitar merito a religiosos de esta misma orden, que ya en México le habían añadido azúcar.

Durante el siglo XVII, el chocolate era considerado tanto un medicamento como un alimento. En este siglo se enfrentaron dos escuelas de degustación del chocolate: la española que defendía el chocolate espeso donde se mojaba pan o pasteles (de ahí el dicho popular “Las cosas claras y el chocolate espeso”) y la francesa, que gustaba más del batido espumoso y bebido rápidamente.

Una fecha muy importante es alrededor de 1650 cuando un grupo de aficionados al chocolate en vez de mezclarlo con agua, sustituyen esta por leche.

Entre los momentos importantes en la evolución del chocolate destacaría:

Cuando se solidifico el chocolate para obtener la tableta. El Italiano Doret (Turín) fue el primero en hacerlo.

La primera fábrica de chocolate se instaló en Suiza en 1819.

Un italiano inventó los bombones. Entonces se dice que eran gordos como bellotas.

Un gran momento fue cuando en Suiza se mezcla el  chocolate con leche en polvo (1875). La idea fue de Daniel Peter que decidió juntar la leche en polvo creada por Henri Nestlé con el chocolate. El resultado fue un chocolate mucho mas cremoso y más suave.

A principios del siglo XX el americano Quaker Milton inventa la tableta de chocolate con leche y almendras.

La importancia que tuvo el chocolate en la sociedad del siglo XVI, XVII y XVIII nos llega de la petición que se hizo al papa Pio V para que prohibiera su consumo en los monasterios y en las iglesias. Se había extendido tanto su consumo que las damas de la corte hacían que sus sirvientas les llevaran chocolate caliente en mitad de las homilías para calentarse.

Los monasterios se llenaron de bebedores de chocolate. Las calles de las ciudades se llenaron de puestos expendedores de chocolate y de personas tomándolo. Y no había reunión que se precie, en la no se sirvieran unas tazas de este manjar.

Dado el gran éxito que tenía este producto aparecieron los falsificadores. Entre las falsificaciones mas frecuentes estaba la de añadir fécula de patata o harina y colorearlas de ocre. En Londres se llego a añadir polvo de ladrillo, serrín u oxido de plomo.

En 1763, los cerveceros británicos se sintieron tan amenazados por la creciente popularidad de este producto que pidieron que se dictaran leyes para limitar su fabricación.

Entre las reliquias del Palacio Real (España), se dice que existe una chocolatera de Carlos III en la que caben dos arrobas de cacao (aprox. 25 kilos). Era una cacerola, que mando fabricar espresamente para preparar su chocolate. Los documentos históricos de la época dicen que en ella se preparaba uno de los mejores chocolates del mundo.

Hoy en día se ha generalizado el uso del Chocolate y nos parece inverosímil todas estas anécdotas. Pero os invito a que preguntéis a vuestros abuelos sobre: ¿Cómo era el chocolate que ellos tomaban de pequeños? La respuesta os sorprenderá.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Conocimiento del Medio, Lengua y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s