Mark Spitz

Cuando en España aparecieron los primeros posters yo tuve la suerte de que me regalaran este poster.

Durante años esta imagen presidió mi habitación y por lo tanto forma parte de mi vida. Pero detrás del poster hay algo más… un personaje controvertido que ha escrito la historia del olimpismo.

Mark Spitz nace en 1950 en Californía, pero con dos años trasladan a su familia a Hawaii. Los cronistas dicen que enseguida aprendio a nadar y hasta que cumplio los 8 años estuvo nadando en las playas de Waikiki, después de clase. Con esa edad volvió a California. Para entonces ya poseía un don natural para la natación.

Con 9 años ya tenía como entrenador, al considerado uno de los mejores entrenadores de natación de los EEUU, Sherm Chavoor. Con su ayuda, cuando cumplió los 11 años, había batido 17 records nacionales de su categoría, entre ellos un record en estilo mariposa que duraría 30 años.

Nadó a las ordenes de Chavoor hasta que su padre decide buscar un entrenador más acorde con su filosofía, así que se trasladaron a Sacramento. Su padre le inscribió en el Club de Natación Santa Clara; donde tuvo como preparador a George Haines, considerado tan bueno como el anterior pero con un caracter más duro.

De su mano vinieron los records mundiales de 1967, donde estableció su primer récord mundial en los 400 m estilo libre y en los 100 y 200 m mariposa.

Para entonces, y gracías a los consejos de su padre y de su entrenador (si se puede decir así), Spitz se había convertido en un nadador arrogante. Era bueno y lo peor es que se lo creía. Según cuenta el propio Mark Spitz, su padre le perguntaba continuamente: “¿Cuantas calles hay en una psicina?, ¿Cuantas de esas calles son ganadoras?” o “Nadar no lo es todo, ganar sí”. Esto creo una mentalidad excesivamente competitiva y ganadora. En los cuatro años que estuvo en el club californiano se ganó la merecida fama de fanfarrón. Se consideraba mejor que los demás y continuamente despreciaba al resto de los nadadores a los que consideraba inferiores. Casí siempre entrenaba solo en una calle o a distintas horas que los demás. A todo esto hay que sumarle sus desaveniencias con el entrenador.

En 1968 consiguió clasificarse para los Juegos Olimpicos. Durante los previos al evento se había jactado publicamente de que iba a ser el primero en ganar 6 medallas de oro. Este tipo de declaraciones no ayudaron mucho para ser querido por el resto de sus compañeros de selección.

La realidad fue que en esos juegos solo consiguió dos medallas de oro y ambas fueron por equipos. Ganó dos medallas individuales pero fueron de plata y de bronce. En la final de 200 m libres llegó en último lugar.

La mala actuación y que los periódicos se cebaran en su personalidad y en los resultados, hizo que Mark Spitz cambiara.

Lo primero que hizo fue ingresar en la Universidad de Indiana, matricularse en odontología y cambiar de entrenador, Doc Counsilman. A este entrenador se le consideraba un experto en manejar el “ego” de sus nadadores. Doc lo puso a entrenar con los demás, sin privilegios, y le enseñó humildad. 

En 1972, con 22 años, vuelve a la competición olímpica. Lo primero que se da cuenta es que se ha clasificado para demasiadas especialidades y que no va a tener tiempo ni fuerza para hacerlas todas bien, pero…

De hecho estaba clasificado para los 100 m libres y estuvo pensandose su participación hasta minutos antes de la competición. Minutos antes de la carrera confesaba a la periodista de la ABC, Donna de Varona: “Se que dicen que siempre antes de la carreras nunca quiero nadar, pero esta vez es cierto. Si compito en seis pruebas y las gano todas sere un heroe, pero si compito en siete y solo gano seis sera un fracaso”.

Al final no solo consiguió su proposito, sino escribir una de las páginas más gloriosas del deporte.

Récords mundiales de Mark Spitz en 1972:

  • 100 m libres: 51”22′
  • 200  m libres: 1’52”78
  • 100m mariposa: 54”27
  • 200 m mariposa: 2’00”70
  • 4 x 100 m libres: 3’26”42
  • 4 x 200m libres: 7’35”78
  • 4 x 100  m estilos: 3’48”16

Hemeroteca de Mark Spitz.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Inclasificables y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s