William Shakespeare y la teoria oxfordiana

William Shakespeare es, sin duda alguna, uno de los mejores escritores de todos los tiempos. Claro que ahora me toca confesar que solo he leido dos cosas de él. Así que mi afirmación se sustenta en lo que dicen los demás. En este sentido y siguiendo “lo que dicen los demás”existe una teoría que dice que Shakespeare no escribió ninguna de sus obras. A esa teoría se le conoce como la “teoría oxforiana”.

Un registro fecha un buen número de obras de William Shakespeare entre 1590 y 1620. A la vez un tal William Shakespeare de Stratford-upon-Avon trabajaba en la compañía en la que se representaban las obras teatrales del autor. Los “Anti-Stratfordianos” consideran que Shakespeare no tenía suficiente formación académica como para haber escrito las obras y los poemas que se le atribuyen. Estos sostiene que Shakespeare, el actor de Stratford, era el escudo que usaba alguien que quería permanecer en el anonimato.

Así que tenemos dos cuestiones: ¿Escribió realmente Shakespeare sus obras? y en segundo lugar ¿quién puede ser el autor verdadero de estas obras?

Lo primero que hay que decir es que no hay pruebas documentales que avalen esta teoría.

Se barajan varias posibilidades como posible autor de las obras de Shakespeare. Hay que decir que en la época era muy habitual que personajes de la aristrocracia se hicieran escritores pero usaran pseudónimos para no ser reconocidos.

Una de las posiblidades es que Sir Francis Bacon sea el personaje oculto, aunque también se habla de un grupo. Aunque la posibilidad que goza de más credibliad, como posible autor, es la de Sir Edward de Ver, conde de Oxford (1550-1604). Una de las causas principales es las similitudes que existen entre la biografía del conde de Oxford y los eventos que transcurren en las obras de Shakespeare. Además el auténtico William Shakespeare nunca fue a la universidad, ni se movía por los circulos aristocráticos, ni siquiera viajo al extranjero. Los anti-Stratfordianos argullen que nadie que poseyera esas condiciones podría haber escrito las obras, dado que en ellas se refleja un dominio de los entresijos de la corte, un excelente conocimiento de Italia y sobre todo un maravilloso dominio del lenguaje.

Edward de Ver parece que poseía todas esas cosas: un gran talento como poeta y dramaturgo; además tenía amistades y contactos en el teatro londinense de la época. El conde era amigo “personal” de la reina Isabel I y del conde de Southampton, esto le daba un excelente conocimiento de la vida cortesana; y viajó varias veces a Francia e Italia. Si reflexionamos sobre la temática de la obra de Shakespeare reconoceremos muchas similitudes.

Pero si realmente era el verdadero autor ¿por qué nunca lo confesó? En primer lugar estaba mal visto que los aristocratas escibieran obras de teatro y las publicaran con sus verrdaderos nombres. En segundo lugar, Edward de Ver era un pesimo administador. Según parece, debido a su poca cabeza en asuntos economicos la reina Isabel I le tuvo que conceder una asignación de 1.000 libras anuales para evitar su bancarrota.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Conocimiento del Medio y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s