Vendiendo pollos

¡María!, dijo el granjero Juan a su esposa; “si vendemos setenta y cinco pollos, nuestra reserva de alimento duraría veinte días más; mientras que si compramos cien pollos más, nos quedaremos sin alimento para pollos quince días antes.”
“Veamos, Juan”, replicó María, “¿cuántos pollos tenemos?”

Esta entrada fue publicada en Matemáticas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Vendiendo pollos

  1. eloviparo dijo:

    Los pollos que nos comemos son así cuando nacen. Esta claro que hay diferentes razas, pero yo los que he visto en la granja eran así.

  2. lorena dijo:

    ese pollito esta super lindo pero es de otra espesie o que no se mucho explicame porfa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s