Record Mundial de buceo libre

Hace ya bastantes años,  junto con Fernando, fui a ver una pélicula -El Gran Azul- (1988) que me encantó. Siempre me apasionó la sensación de ingravidez que se siente cuando uno se queda quieto en el fondo,  y sino fuera por el miedo a las grandes profundidades seguro que hubiera practicado esta especialidad. Hoy me ha mandado un amigo este video que me apetece compartir con los amigos.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s