El metodo Fukuoka. Pasear creando vida.

Lo primero que tengo que decir que esta información la he sacado de un reportaje que realizo David Navarro para su seccion www.heraldo.es/elbuenjardinero 

Llevo muchos años interesado en la repoblación de los bosques; y este interés se vió acrecentado cuando me contaron la historia de un conocido que en sus ratos libres se dedicaba  repoblar bosques. El hombre, ejecutivo para más señas, se coge el coche todos los fines de semana y se va con unos cuantos planteles por esos “montes de Dios” para plantarlos. Cuando no hace esto se coge una pequeña cisterna y va a regar esos planteles. Esto me pareció meritorio y empecé a darle vueltas al tema.

Hace unos días un amigo y compañero de trabajo me pasó un texto publicado por David Navarro en el Heraldo de Aragón sobre el tema. ¡Me abrio los ojos!

Resulta que, el ecologista y agricultor japonés Masanabuka Fukuoka ha ideado un sistema para ferilizar los terrenos sin que esto suponga una agresión al medio ambiente.

El metodo Fukuoka se basa en reproducir las condiciones naturales tan fielmente como sea posible; de modo que, el suelo se enriquece progresivamente y sin ningún refuerzo añadido.

Para ello ideó algo llamado “Nendo Dango” (bolas de arcilla). Son unas bolas de arcilla repletas de semillas que los caminates podrían ir arrojando a su paso por los terrenos degradados.

¿Como se hacen las Nendo dango (bolas de arcilla)?

Mezclando semillas dentro de bolitas o cilindros de barro de unos 2 ó 3 cm que luego esparcirá por el campo. La arcilla o barro que usemos no debe ser de grano muy fino. En el caso de no tener arcilla de grano grueso podemos mezclar nuestra arcilla con serrín o paja. De esa manera el recubrimiento de la bola será más poroso.

Al ser las bolas de arcilla se desharán con las primeras lluvias intensas, y las semillas comenzarán a brotar. Hasta ese momento las semillas estarán protegidas de los animales y el tiempo.

La arcilla sirve de sustrato inicial a la planta, así esta puede nacer sin necesidad de ser enterrada en surcos. Además actúa de compostaje natural, conservando la humedad y cediendo los nutrientes, a la vez que impiden la proliferación de hierbas no deseadas.

En la mezcla de semillas vienen incluidas las semillas del cultivo que se desea hacer, junto a otras plantas que germinarán más pronto. Esta plantas crearán una capa fina que protegerá el suelo de la luz y del exceso del calor.

En las bolas de arcilla puede incluirse una parte de abono natural (estiércol u otros). De esa manera aceleramos la captura de nutrientes por parte de la planta

Proporciones para fabricar las Nendo Dango.

  • 5 porciones de arcilla (por ejemplo un vaso).
  • 3 porciones de abono natural.
  • 1 porción de agua.
  • 1/2 porción de semillas autoctonas de la zona.

Si incluimos a la mezcla una porción de cayena ayudará a disuadir a los animales que se puedan comer las semillas. Los animales odian la cayena.

Es importante que las semillas sean de especies autóctonas de la zona.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Conocimiento del Medio y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s