El ratoncito Perez y la confiteria “Prast”.

Siempre pensé que esta historia se remontaba hasta el inicio de los tiempos; pero como tantas otras cosas, las leyendas de nuestras vidas no tiene más de 100 años.

Buscando pastelerías de Madrid di con esta historia.

La historia del ratoncito Pérez nace hace aproximadamente 115 años (aproximadamente en 1894).

Según parece, por aquel entonces al príncipe Alfonso XIII, abuelo del rey Juan Carlos I, se le empezaban a caer los dientes de leche. Así que su madre, ni corta ni perezosa, para dulcificar este trágico hecho le encargó un cuento, que versara sobre el tema, a un jesuita llamado Luis Coloma.

El jesuita (miembro de la Real Academia y escritor un tanto reaccionario) pensó en un personaje, un ratón, que vivía con su familia en una caja de galletas “Huntley” en el almacen de la confitería de Prast. Esta confitería (C/ del Arenal nº8) se encontraba, casualmente, a escasos 200 metros del Palacio Real, residencia habitual del príncipe y su familia. Además, como curiosidad, os contaré que el dueño, Carlos Prast, era aragones.

¡Toma ya!… El ratoncito Pérez vivía en casa de un maño.

Pasteleria Prats

Este ratón, todas las noches “recorría los aposentos de los niños de la realeza, de la nobleza, de la burquesía y de los niños de la más absoluta pobreza”  en busca del preciado tesoro, un diente de leche. A cambio el susodicho ratón les dejaba una sorpresa.

El 5 de enero de 2003, el ayuntamiento de Madrid colocó una placa que dejaba constancia del lugar donde vivió el pequeño ratón.

Placa ratoncito Pérez

Hace no mucho, y a instancias del ayuntamiento de Madrid, se ha reeditado el cuento. Por si alguien no lo conoce os dejo que lo leais en el siguiente link. (pulsa sobre la imagen)

RatonPerez3

Gracias a  http://amigosdelforo.es sin ellos no hubiera sabido nada de este asunto.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lengua y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.