La refrigeración por evaporación: El efecto invernadero contra el “efecto botijo”.

Para mantener frescas las bebidas en verano actualmente usamos el método más cómodo: introducir las bebidas en un frigorífico o echarlos cubitos de hielo. Pero hace unos años esto no era lo común.

Para “enfriar” el agua existe otro método más tradicional y que todavia hoy se sigue empleando: “el botijo”. En la imagen podemos ver: Botijo “rustico” (je, je) colgado a la fresca, para que no coja el calor del suelo, y exhudando (sudando) el calor del agua.

 ¿Cómo se mantiene fresca el agua de un botijo?

Para entenderlo deberiamos observar la termodinámica y los cambios de estado. Pero de manera más sencilla os dire que la superficie del botijo es porosa. Es decir, que tiene agujeros minusculos, por donde puede salir o entrar un liquido. Esto quiere decir que las partículas de agua del interior pueden pasar a través de ella escapando al exterior. 

El fenómeno de refrigeración por evaporación (exhudación) nos permite entender este proceso. Nos encontramos que las partículas de un sólido, líquido o gas se están moviendo continuamente. Cuanto mayor sea la velocidad de éstas, mayor sera su temperatura y viceversa. En un líquido las partículas  se mueven deslizándose unas sobre otras. Las más veloces se separan de la zona central, se acercan a la superficie libre del líquido; y si tienen energía suficiente, pueden escapar de él, produciéndose la evaporación. Este cambio de estado provoca un enfriamiento del sistema, ya que precisamente desaparecen las partículas más energéticas (más calientes).

dibujo9

En resumidas cuentas, las partículas de agua del interior que tienen más energía (que están más calientes) pueden llegar a escaparse del botijo, mientras que la frías (más estáticas, se quedan dentro). El resultado final es que el líquido más fresco se queda dentro del botijo.0007360

¿Cuánta energía se ahorraría si este verano nos compráramos todos un botijo para beber agua fresca?

De momento, menos gasto energético, menos emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), CO2 (dióxido de carbono), CH4 (metano) y N20 (óxido nitroso) y “un agüica la mar de güena”. ¡En fin, tú mismo!

Leer el calentamiento global, aquí; y el efecto invernadero, aquí.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Conocimiento del Medio y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s